Inicio Noticias de Elche HISTORIA | Los goles del ‘cojo’ que tumbaron al Sevilla

HISTORIA | Los goles del ‘cojo’ que tumbaron al Sevilla

El 15 de diciembre de 1963 el Sevilla C.F. visitaba por quinta vez Altabix, en la máxima categoría del fútbol nacional, con un bagaje claramente favorable a los franjiverdes, con tres victorias y un empate

Durante la semana hubo algo de polémica con los horarios de los partidos. Elche C.F. y Hércules C.F.  jugaban en casa y las directivas querían llegar a un acuerdo para evitar que sus partidos se solaparan. Para añadir más azúcar al pastel, había otro partido ese mismo día que trastocaba todos los planes. Nada más y nada menos que un Real Madrid-F.C. Barcelona televisado.

La directiva ilicitana no quería jugar muy tarde ya que, si se hacía de noche y se encendían las torres de iluminación de Altabix había que encarecer las entradas, algo que Martínez Valero no contemplaba.

Tras no llegar a un acuerdo el club programó su partido a las 16:30.

El partido, como en todas y cada una de las visitas de los hispalenses, sería un hueso duro de roer. Los andaluces llegaban al partido con las bajas de Gallego, recién casado, y de Luque lesionado y por su parte los ilicitanos tenían a Antonio Oviedo con una importante urticaria y al Pelao Ramos con una lesión de la ingle.

El Sevilla C.F. se adelantó en el marcador, a los 29 minutos de partido. El paraguayo Cabral, que meses antes estuvo a punto de firmar por el Elche C.F., culminaba con un gran disparo un contraataque. El balón golpeaba en Fornerí y descolocaba a Manolo Pazos.

Por su parte el equipo tuvo dos grandes ocasiones que fueron resueltas por Mut, con dos grandísimas paradas, siendo finalmente los sevillistas quienes se iban con ventaja a vestuarios.

Tras el descanso los ilicitanos tomaron la iniciativa del juego y durante los primeros minutos consiguieron embotellar a los sevillistas en su área.

Pero minutos después Miguel Quirant caía lesionado. Lo que en principio era un auténtico problema, porque en aquella época no estaban permitidos los cambios, resultó ser una bendición gracias a la decisión que tomó Heriberto Herrera.

El técnico paraguayo hizo algo que poca gente entendió; en vez de retirar a Quirant y dejar al equipo con un futbolista menos, retrasó a Juancho Fornerí a la posición de lateral izquierdo, a Juan Carlos Lezcano lo atrasó al centro del campo y a Quirant lo puso como delantero centro.

El capitán apenas podía correr, pero al menos mantendría ocupada a la zaga hispalense.

Aquella decisión táctica desconcertó a los sevillistas, que no supieron defender semejante estrategia y Quirant, lesionado, marcaba los dos goles de la victoria ilicitana.

La segunda parte se disputó bajo una lluvia torrencial convirtiéndose en un hándicap para ambos equipos. El Sevilla se amoldó mejor al pesado estado del terreno de juego, como consecuencia de la lluvia, y durante los primeros compases embotelló al Elche C.F.

Con el paso de los minutos el equipo fue, poco a poco, saliendo de aquella presión, coincidiendo con los mejores minutos de Eulogio Martínez que se convirtió en un quebradero de cabeza para la zaga andaluza.

En el minuto 60 llegaría el gol del empate. Un mal despeje de la defensa visitante, lo aprovechaba el defensa santa polero para batir a la media vuelta a Mut. Y solo dos minutos más tarde, un disparo de Ángel Romero se estrellaba en el larguero del conjunto andaluz y de nuevo el rechace caía en las botas de Quirant que empujaba el balón al fondo de la red.

Al término del partido Quirant rompía a llorar de la emoción dentro del vestuario ilicitano.

La prensa andaluza elogió la capacidad de reacción de Heriberto Herrera, que supo sacar provecho de una lesión para ganar el partido y criticó a Otto Bumbel, técnico brasileño del Sevilla C.F., de todo lo contrario.

Bumbel adelantó dos días su llegada a Elche y se alojó en casa de José Serrano Sánchez, amigo personal de su etapa como entrenador franjiverde, lo que fue foco de críticas por parte de la prensa deportiva al entender que el brasileño no había tomado en serio el partido.

Al término del mismo Bumbel cargó duramente contra Maraver al que culpó de la derrota por desentenderse de Quirant pensando que al estar lesionado no sería un peligro.

Con aquellos dos goles, el equipo consolidó la cuarta plaza en la tabla clasificatoria, en la temporada en la que los franjiverdes consiguieron, con su quinta posición, la mejor clasificación de toda su historia.

 

Antonio J. Pamies

Área de Historia del Elche C.F.

 

Artículo anteriorMATCHDAY | Con todo frente al Sevilla
Artículo siguienteMedidas de acceso | Elche CF-Sevilla FC
Toda la actualidad de la ciudad de Elche y provincia.