Inicio Noticias de Elche Los delitos contra el patrimonio en el Camp d’Elx muestran una tendencia...

Los delitos contra el patrimonio en el Camp d’Elx muestran una tendencia a la baja por el refuerzo del dispositivo de seguridad de la Policía Local


Desde noviembre de 2020, los servicios atendidos por el cuerpo municipal en el medio rural ilicitano se reducen, incluso en la segunda quincena de diciembre, cuando históricamente se incrementaban al coincidir con las vacaciones navideñas


Los delitos contra el patrimonio en el Camp d’Elx muestran una tendencia a la baja por el refuerzo del dispositivo de seguridad en el medio rural, según los datos que manejan la Policía Local de Elche, el Cuerpo de Policía Nacional y la Guardia Civil. “La situación en el Camp d’Elx es tranquila y estacionaria, y nos lleva a trabajar en la misma línea en la que lo estamos haciendo”, ha manifestado el intendente del cuerpo de seguridad municipal Israel Marco, en el balance que han efectuado esta mañana en la Sala del Consell del Ayuntamiento el concejal de Seguridad Ciudadana, Ramón Abad, y del jefe de la Policía Local, César Zaragoza, del dispositivo desplegado en el campo desde la puesta en marcha de la Unidad Rural hace seis meses.

Los servicios atendidos por la Policía Local en el Camp d’Elx, ya sean llamadas vecinales al 112 o al 092 por sospechas o por hechos delictivos consumados, muestran una clara tendencia descendente desde noviembre de 2020 hasta hoy. Incluyendo en la segunda quincena de diciembre, cuando históricamente se venía produciendo un incremento de los servicios policiales por las vacaciones navideñas, cuando muchos vecinos del campo aprovechan para visitar a familiares o viajar.

Estos efectos se derivan de combinar el refuerzo de efectivos en el Camp d’Elx por parte de la Policía Local con la estrategia iniciada por la Jefatura ilicitana hace seis años de analizar a diario la información sobre “qué, cuándo y cómo está pasando”, ha dicho Marco. De esta manera, ha clarificado, se despliegan los efectivos en base a los datos y lo que va ocurriendo en el campo diariamente dentro de un modelo policial proactivo, y no por razones como el número de habitantes o las dimensiones de una pedanía.

“Los resultados son más que satisfactorios”, ha destacado César Zaragoza. “El número de intervenciones, controles, interacción con los ciudadanos… Esta amalgama de actuaciones nos ha permitido erradicar determinados problemas del campo y recopilar información importante que, debidamente gestionada, la hemos compartido con el resto de fuerzas de seguridad, traduciéndose en investigaciones con detenidos y una mayor tranquilidad”, ha especificado el mando policial.

Habitualmente, el despliegue diario durante todo el año de la Policía Local en el Camp d’Elx lo llevan a cabo las Unidades Territoriales de Policía Comunitaria y la Unidad Rural de Seguridad, ha explicado Ramón Abad. Las Unidades Territoriales están integradas por 44 agentes en tres turnos –mañana, tarde y noche– y realizan labores preventivas ordinarias tal como lo harían en la ciudad, si bien atendiendo a las particularidades de cada una de las áreas del rural ilicitano.

Este operativo especializado, que se incrementará próximamente con seis agentes, actúa en la treintena de partidas y pedanías del término municipal, lo que ha permitido incrementar en un 50% los controles estáticos preventivos en el campo

Por otro lado, el 90% de los cometidos de la Unidad Rural, con doce agentes, es realizar controles estáticos preventivos –los cuales se han incrementado en un 50%– por todo el término municipal para combatir la sensación de inseguridad, prevenir delitos y localizar y detener a los autores del mismo, en un único turno de 19:00 a 03:00 horas, franja horaria donde se registran el mayor número de llamadas relacionadas con la seguridad ciudadana. También, es la Unidad Rural la que analiza la información facilitada por vecinos y asociaciones del campo o recabada por la Policía Local en sus canales de comunicación permanentes como las redes sociales o el propio teléfono de emergencias 092, entre otros. “Desde el nacimiento de la Unidad Rural hemos trabajado de manera coordinada con la plataforma Veïns Alerta, intercambiando datos y contactos para garantizar la eficacia y el éxito de dicha Unidad”, ha señalado Abad.

Tanto los agentes de las Unidades Territoriales y de la Unidad Rural que patrullan por el Camp d’Elx, ha recalcado Abad, están vinculados y sensibilizados con el medio, amén de recibir formación específica para desarrollar sus tareas en dicho entorno.

El edil de Seguridad Ciudadana, Ramón Abad, el jefe de la Policía Local, César Zaragoza, y el intendente Israel Marco hacen balance de la Unidad Rural de Seguridad, puesta en marcha en octubre de 2021 con 12 efectivos

El concejal ha agradecido a César Zaragoza “el esfuerzo y el liderazgo” puesto en la creación de la Unidad Rural, la cual se fraguaba desde finales del pasado mandato, pero que no pudo arrancar hasta octubre de 2021 por la pandemia. El jefe de la Policía Local ha dado las gracias a la Concejalía dirigida por Abad por dotar al cuerpo de respaldo en forma de recursos. “Nos ha permitido atender un problema que se estaba produciendo como la intensificación de robos en el campo y hacer el mayor despliegue en la historia de la Policía Local de Elche”, ha concluido Zaragoza.

Nuevos efectivos y más reuniones vecinales

La puesta en marcha de la Unidad Rural significó el fortalecimiento del dispositivo policial en el Camp d’Elx con el objetivo de “prevenir y luchar contra los incidentes relacionados con la seguridad ciudadana y establecer un contacto permanente con el tejido asociativo de las diferentes partidas y pedanías”, ha manifestado el edil.

Con una docena de agentes, dos oficiales y un inspector, la Unidad Rural comenzó su andadura con el fin de velar por el bienestar y la protección de los vecinos y las vecinas de la treintena de pedanías y partidas rurales existentes en el Camp d’Elx. El presupuesto anual inicial de este cuerpo especializado de la Policía Local es de 520.600 euros, cifra enmarcada dentro del Plan Municipal de Inversiones en Pedanías 2020-2023, dotado con 42 millones de euros repartidos en 70 actuaciones, de las cuales ya se han ejecutado más de la mitad.

Abad, también teniente de alcalde de Recursos Humanos, ha adelantado que los procesos selectivos para sumar seis nuevos agentes a la Unidad Rural se encuentran en su fase final, por lo que se integrarán próximamente en la misma para alcanzar los 18 agentes en total, como se comprometió el Equipo de Gobierno el pasado otoño.

Además, el edil ha recordado que continúan los encuentros entre los responsables de la Concejalía de Seguridad Ciudadana y la Policía Local con los residentes del campo. “Hemos mantenido una quincena reuniones con los vecinos y vecinas de El Altet, Balsares, Torrellano, Asprillas o Llano de San José”, ha precisado. Y que, en coordinación con la plataforma Veïns Alerta, el objetivo es celebrar estas asambleas en las treinta partidas y pedanías para “mantener esa cercanía y aprovechar que empiezan las fiestas en el campo para establecer contacto con las comisiones, barracas o peñas juveniles”.

En el año 2000 vivían 20.000 habitantes en el Camp d’Elx. En la actualidad, ascienden a 45.000.



- Te recomendamos -