Inicio Noticias de Elche El trasvase Júcar-Vinalopó ya es una realidad tras más de seiscientos años...

El trasvase Júcar-Vinalopó ya es una realidad tras más de seiscientos años de reivindicaciones


El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, visita el embalse del Rollo de Aspe coincidiendo con la entrada de agua de la primera de las trasferencias del Júcar-Vinalopó autorizadas para 2022


El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha reafirmado el compromiso del Consell con los regantes tras el trabajo realizado para lograr un acuerdo “histórico” que posibilitará que, a lo largo de 2022, se reciban 18,8 hectómetros cúbicos a través del Júcar-Vinalopó.

El president ha realizado estas declaraciones acompañado de la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, del alcalde de Elche, Carlos González, y del edil de Desarrollo Rural del Ayuntamiento ilicitano, Felip Sànchez, tras visitar el embalse del Rollo de Aspe con motivo de la entrada de agua de la primera transferencia del trasvase Júcar-Vinalopó autorizada para 2022. El responsable del Consell ha mantenido además un encuentro posterior con representantes de la Junta Central de Usuarios del Vinalopó, l’Alacantí y del Consorcio de Aguas de la Marina Baja.

“Es un día doblemente histórico”, ha expresado el alcalde de Elche. “Supone que después de 602 años se ha conseguido hacer realidad una reivindicación tan importante para los regadíos del Vinalopó como conseguir el agua”, ha manifestado González, quien ha señalado que con el Júcar-Vinalopó el Gobierno valenciano cumple un compromiso “muy valioso y relevante” con los regantes.

En este sentido, Carlos González ha recalcado que el Júcar-Vinalopó, además de representar la estabilidad que necesita el sector agrario “y que el agua llegue de una forma regular, normalizada y a un precio asequible”, el trasvase también simboliza “los acuerdos y decisiones llevados a cabo por el Consell y liderados por el president Ximo Puig”. “Por lo tanto”, ha agregado, “es una jornada de satisfacción, de alegría y de celebración”.

La Confederación Hidrográfica del Júcar ha autorizado para este año un trasvase de 18,8 hectómetros cúbicos a través de la conducción Júcar-Vinalopó que comenzó a activarse este martes y que supone la mayor transferencia autorizada hasta la fecha desde esta infraestructura. El primer de los envíos ha llegado este viernes al embalse del Rollo.

Como ha indicado el president, se ha realizado una labor “muy importante” tanto por parte de la Conselleria de Agricultura como por parte de la Administración central y los regantes, lo que demuestra que, “a través del acuerdo dialogado, sentido y racional, se pueden conseguir grandes objetivos” como el que beneficiará a más de 35.000 agricultores para el riego de unas 50.000 hectáreas.

Puig destaca que, “a través del acuerdo “dialogado” y “racional”, se pueden conseguir “grandes objetivos” como el que beneficiará a más de 35.000 agricultores para el riego de unas 50.000 hectáreas

“Han pasado muchos años, ha sido un trayecto muy complejo”, pero el trasvase “ya es una realidad que va a dar vida, economía y energía a una comarca fundamental para entender la Comunitat”, ha señalado el president, que ha agregado que el Consell está por las soluciones, “no por el enfrentamiento”, y ha enfatizado que continuará trabajando para dar continuidad a estas aportaciones hídricas.

Puig ha manifestado también que “aquello que parecía imposible”, como limitar el precio del agua o el acuerdo entre administraciones y regantes, “ha sido posible, y ese es el camino que tenemos que seguir”. “Tenemos una línea clara de propiciar sinergias positivas para avanzar en el desarrollo económico y social de la comarca desde el respeto al medio ambiente y en favor de quienes han trabajado por la producción de calidad”, ha añadido.

El alcalde de Elche, Carlos González, acompañado por el edil de Desarrollo Rural, Felip Sànchez, afirma que el Júcar-Vinalopó representa la estabilidad que necesita el sector agrario con la llegada de agua regular, normalizada y con precios asequibles

La cantidad autorizada multiplica por cinco el volumen suministrado el año pasado y busca paliar aliviar la sobreexplotación de acuíferos y mantener el regadío de las comarcas del Alto y Medio Vinalopó respetando el caudal ecológico del Júcar. Además, se establece un valor para la tarifa de riego del agua bombeada de 0,295 euros por metro cúbicos para 2022.



- Te recomendamos -