Inicio Noticias de Elche Inaugurada la plaza en recuerdo de Agustí Agulló i Marcos, activista sociocultural,...

Inaugurada la plaza en recuerdo de Agustí Agulló i Marcos, activista sociocultural, defensor de la lengua y la cultura valenciana en Elx


El alcalde, Carlos González; el presidente del Tempir, Josep-Enric Escribano; la presidenta de ACPV, Anna Oliver; el hijo de Agustí y actual coordinador de ACPV-Casal Jaume I de Elx, Alexandre Agulló, intervinieron en el emotivo acontecimiento


La Plaça Agustí Agulló i Marco ya es una realidad. El espacio público en honor al activista sociocultural, defensor de la lengua y la cultura valenciana en Elx, comprendido entre las calles Sant Josep y Santa Anna, frente a la Plaça del Pont, fue inaugurado entre gran expectación, con un marcado ambiente festivo a la par que de recuerdo de una persona determinante en la defensa de la lengua y la cultura valenciana, siendo uno de los impulsores y el técnico encargado, desde su fundación en 1998, del Casal Jaume I de la localidad ilicitana.

El alcalde, Carlos González, acompañado por el edil de Promoció Lingüística, Carles Molina; del presidente del Tempir, Josep-Enric Escribano; de la presidenta de Acció Cultural del País Valencià (ACPV), Anna Oliver; del hijo de Agustí y actual coordinador de ACPV-Casal Jaume I de Elche, Alexandre Agulló; de la esposa y la hija del homenajeado, Maribel García y Elisabet Agulló, respectivamente; de miembros del Equipo de Gobierno, allegados, simpatizantes y representantes de colectivos, dio cuenta de la multitud de asistentes –alrededor de 150 personas–, “lo que da que pensar que somos mucha la gente que queríamos a Agustí Agulló”, manifestó el regidor tras mostrar su satisfacción “por estar aquí con todos vosotros y vosotras y de celebrar este acto de recuerdo y reconocimiento a un buen amigo”.

Dedicar un espacio público a Agustín Agulló es reconocer toda una vida dedicada al activismo social y a la defensa del valor cultural del valenciano. Y, al mismo tiempo, significa también avanzar en democratizar nuestro callejero y aproximarlo a los valores mayoritarios de la sociedad ilicitana”, indicó González.

No en vano, hablar del valenciano en Elche es hacerlo de figuras de la talla de Agustí Agulló i Marcos, cuyo nombre estará por siempre ligado al Casal Jaume I de la ciudad, donde igualmente organizó actos como el Correllengua de Elx, la Diada del 9 d’Octubre o el Club de Lectura. Nacido en la Ciudad de las Palmeras en octubre de 1958 y fallecido en febrero de 2021, su trayectoria fue distinguida en repetidas ocasiones: el Premi de l’Ateneu d’Acció Cultural en 2004, el d’Actuació Cívica de la Fundació Lluís Carulla en 2008 o el Marc Granell de CCOO y el VIII de El Tempir en 2020. Internacionalista, viajó en 1981 a Nicaragua, durante la Revolución Sandinista. En 2001 el Gran Teatro se llenó con el homenaje que el Casal ofreció al Batallón de Elche, con un discurso por parte de Agulló que aún es rememorado.

“Casi un año y medio después de su fallecimiento, el recuerdo de Agustí Agulló continúa vivo y alegre entre nosotros, tal como él querría” señaló Escribano, quien recalcó que, si hoy el Casal Jaume I de Elx es “todo un referente” que da cobertura a los que trabajan en favor de la lengua, del país y de la mejora de la calidad de vida, es gracias a “la firmeza, la determinación y la resiliencia” de Agulló. El responsable del Tempir destacó su franqueza y lo bien que trataba a los demás, su fuerte compromiso social –“para él la defensa del valenciano y la mejora de las condiciones de las clases populares siempre iban unidas”–, y su gran labor como activista de la lengua y la cultura valenciana.

El regidor ilicitano afirmó que dedicar este espacio público, situado entre las calles Sant Josep y Santa Anna, frente a la Plaça del Pont, es reconocer la trayectoria de Agulló y, a la vez, “avanzar en democratizar nuestro callejero y aproximarlo a los valores mayoritarios de la sociedad ilicitana”

En ese sentido, Escribano recordó que Agustí Agulló i Marcos perteneció a una generación que recibió el ejemplo valencianista de Antoni Bru, Josep Lluís Barceló o de Andreu Castillejos, para después integrarse en el colectivo de ilicitanos para la recuperación de la lengua en los ochenta y los noventa del pasado siglo, formado por maestro que impulsaban la enseñanza en valenciano como Tudi Torró, Salvador Valero, Vicent Ripoll, o los profesionales de las escuelas Blasco Ibáñez, El Palmeral y las infantiles. El expresidente de ACPV Joan Carles Martí, relató Escribano, fortaleció el compromiso lingüístico de Agulló. Y cuando Eliseu Climent quiso abrir el Casal de Elx, enseguida emergió el nombre de Agustí como técnico del espacio civil.

Era de esas personas que lograban unir y hacer red desde la convicción, desde la honestidad. Y eso ha sido el valor más importante que ha podido sumar ACPV con alguien como él y como la familia que creó, dignos”, expresó la responsable de la entidad, quien dijo que la trayectoria, motivación y ganas de Agulló por “construir un País Valencià mejor desde esa concepción de nación, clase oprimida y lengua minorizada” continúan intactas en el Casal Jaume I. “El Casal es de ACPV, pero la vocación es que sea del pueblo de Elx”, subrayando el entusiasmo por las nuevas generaciones y la esperanza por el pueblo valenciano que sentía el homenajeado. “Ni en los peores momentos desfalleció; fue un gran ejemplo para el resto de compañeros y compañeras”.


Por su parte, Alexandre Agulló, que al igual que Escribano y Oliver dio las gracias al Equipo de Gobierno por aprobar la propuesta de diversas entidades en pro de la cultura, la lengua y la justicia social de dedicarle un espacio público a su padre, afirmó que el lugar escogido “no podría haber sido más acertado” dada la cercanía al Casal Jaume I, situado en el número 2 de la calle Sant Jordi. “En este entorno tan querido por él se desarrolló como técnico al frente de su segunda casa, en la cual conoció a gentes maravillosas, de todos los ámbitos, con las que trabajó y colaboró por la identidad de nuestro pueblo y de nuestra ciudad”, agregó.

Agustí Agulló creció entre los barrios del Raval y del Pla, jugando, entre otros lugares, en el Hort de Portes Encarnades o en el lecho del Vinalopó, contó Alexandre. Su legado, según el presidente del Tempir, “es el de la coherencia con sus principios a través de la tenacidad, de no dar ninguna batalla por perdida. Porque con la perseverancia se acaba por obtener el fruto deseado. Este es el gran legado de Agustí y Maribel, que ahora lo reciben sus hijos; y el de la ejemplaridad a la hora de afrontar los desafíos futuros que tomamos y tomaremos como país”.

Gracias al trabajo de Agustí Agulló, el Casal Jaume I de Elx, abierto en 1998, continúa siendo un espacio de referencia en el ámbito social y cultural del municipio y de la Comunitat Valenciana, con la realización de charlas, cursos y jornadas, entre otras actividades que componen su programación. La música de la Colla El Cascabot, de la cual Agustí fue uno de sus fundadores, y tres bellas figuras formadas conjuntamente por la muixeranga del Valls del Vinalopó y la nueva de Elx, dieron por finalizado el acto, aunque la jornada en recuerdo a la memoria de Agustí Agulló prosiguió posteriormente en las instalaciones del Casal.



- Te recomendamos -