Inicio Noticias de Elche La romería de San Crispín vuelve por todo lo alto a las...

La romería de San Crispín vuelve por todo lo alto a las calles de Carrús


El alcalde, Carlos González; la edil del Fiestas, Mariola Galiana; el presidente de la Asociación de Amigos de San Crispín, Juan Manzano; el obispo de Orihuela-Alicante, José Ignacio Munilla; miembros del Equipo de Gobierno y de la Corporación Municipal participan en la celebración que recupera la totalidad de sus ritos tras la pandemia


La romería de San Crispín ha vuelto este domingo 23 de octubre por todo lo alto a las calles de Carrús. Los ilicitanos y las ilicitanas han secundado de forma multitudinaria la celebración del patrón de los zapateros, surgida a mediados del siglo XX durante el auge industrial de la localidad en torno al calzado y que retorna con la totalidad de sus ritos luego de las restricciones pandémicas. De hecho, la afluencia ha sido notablemente superior respecto a 2019, según ha informado la Policía Local.

Las tracas y los vítores han acompañado  a la talla en su recorrido desde la parroquia Madre de Dios hasta su ermita, con una parada en la iglesia del Buen Pastor y precedida en todo momento por la Virgen de la Asunción, con motivo del 650 aniversario de su hallazgo en la playa del Tamarit. El alcalde, Carlos González; la edil de Fiestas, Mariola Galiana; el presidente de la Asociación de Amigos de San Crispín, Juan Manzano; el obispo de la Diócesis Orihuela-Alicante, José Ignacio Munilla; miembros del Equipo de Gobierno y de la Corporación Municipal, amén de otros representantes eclesiásticos y de entidades festeras, han participado en el evento.

González, Galiana y los concejales María José Martínez, Patricia Macià, Mariano Valera, Vicente Alberola, Héctor Díez, Carles Molina y Puri Vives se han acercado a los puestos de alimentación y otros artículos situados frente a la ermita y a la carpa instalada por la Asociación de Aparadoras para visibilizar las reivindicaciones y realidad de su oficio, en una cita en la que las chinchetas y los calendarios también han regresado con fuerza. La ciudadanía, el regidor y ediles, pero, especialmente, los operarios del calzado, han aguardado la concurrida fila ante el templo tras la misa con cantos corales oficiada por Munilla para hacerse con uno de los almanaques de bolsillo, las tachuelas de la mesa del santo y pedirle, como es tradición, buena ventura en lo laboral.

De esta manera, San Crispín retorna al calendario festero ilicitano a lo grande, dado que en 2021 solamente se organizó una misa de campaña marcada por las medidas higiénico-sanitarias a fin de evitar la propagación del coronavirus. En cuanto a la presente edición, el vicepresidente de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (AVECAL) y empresario ilicitano de la firma Calzados Marian, Tomás Antón Tremiño, fue el encargado de leer el pregón el pasado lunes en el Centro de Congresos.



- Te recomendamos -