Inicio Noticias de Elche La cerceta pardilla registra las mejores cifras de reproducción desde hace casi...

La cerceta pardilla registra las mejores cifras de reproducción desde hace casi 20 años en los humedales de Elx y el resto de la Comunidad Valenciana


El Paraje Natural Municipal del Clot de Galvany y el Parc Natural El Hondo albergan más de la mitad de parejas reproductoras de esta especie en peligro de extinción


La cerceta pardilla ha registrado las mejores cifras de reproducción desde hace casi 20 años en los humedales de Elx y el resto de la Comunidad Valenciana, alcanzando en toda España las 115 parejas y 740 pollos.

Un 51% de estas aves en peligro de extinción habitan en humedales de nuestro municipio como el Paraje Natural Municipal del Clot de Galvany y el Parc Natural de El Hondo, donde se llevan a cabo actuaciones para preservar la especie como la mejora de las condiciones de los humedales, la cría en cautividad o diferentes tareas de investigación.

Estos resultados poblacionales de la cerceta pardilla dan continuidad a la tendencia positiva de la pasada temporada de 2021, cuando se registraron cifras que no se habían detectado en la última década. Estos datos resultan esperanzadores teniendo en cuenta que se trata de una de las siete especies declaradas en situación crítica en España y es el pato más amenazado de Europa.

Estas son las conclusiones del Grupo de Trabajo de la cerceta pardilla, malvasía cabeciblanca, porrón pardo y focha moruna, dependiente del Comité de Flora y Fauna Silvestre del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que celebró su reunión anual la en el Aula Natura del PNM del Clot de Galvany.

La mejora de las condiciones de los humedales, la cría en cautividad o una mayor investigación sobre la especie son las principales medidas de actuación que se están llevando a cabo

En el seno de este grupo, técnicos y expertos procedentes del Ministerio y de aquellas comunidades autónomas donde estas aves están presentes pusieron en común sus conocimientos en torno al estado actual de las escasas poblaciones de estos animales buscando establecer estrategias adecuadas para permitir su recuperación, dentro de un trabajo permanente que se concreta en este tipo de reuniones anuales que, por primera vez, se ha producido en Elche.

Esther Díez, concejala de Medio Ambiente, ha señalado que “el progresivo crecimiento de esta especie en nuestros humedales es una gran noticia para la biodiversidad en nuestro municipio”. “Significa que el trabajo que se realiza desde la concejalía de Medio Ambiente en colaboración con otros organismos está dando buenos resultados. En este sentido, cabe recordar algunas de las actuaciones como la mejora del hábitat para la cerceta pardilla readaptando y rehabilitando charcas; la construcción, instalación y seguimiento de nidales; o el marcaje e instalación de emisores para aportar datos de seguimiento de esta ave en el humedal, además del apoyo logístico”, ha explicado la edil.

Medidas para la conservación de la especie

Una de las principales líneas de actuación para la conservación de la especie es la restauración de los humedales prioritarios. En 2022 se han llevado a cabo las primeras actuaciones para mejorar las condiciones ecológicas de El Espigar, una finca de 55 hectáreas ubicada en el Parque Natural El Hondo (Alicante) y adquirida en el marco del proyecto LIFE Cerceta Pardilla porANSE y SEO/BirdLife.

Las acciones han consistido en la gestión de la vegetación, la adecuación de compuertas y el dragado de canales, que garantizan una adecuada inundación a lo largo de todo el año.

La cría en cautividad en centros de referencia, que son los gestionados por la Generalitat Valenciana y otras organizaciones, es otra de las acciones fundamentales. Los centros andaluces y valencianos han liberado en 2022 un total de 839 cercetas pardillas en humedales de Andalucía, la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid, que sirven para reforzar las poblaciones silvestres, y otros ejemplares han sido trasladados para su liberación en el marco del proyecto de recuperación que se desarrolla en Sicilia (Italia).

Otra de las medidas es la mejora del conocimiento sobre la especie con el marcaje de ejemplares con GPS, que comunican la ubicación y actividad del ave vía telefonía móvil. En 2022 se han marcado con emisores 63 ejemplares que han permitido obtener más información sobre sus movimientos y avanzar en el establecimiento de metodologías comunes con los países del norte de África, a los que la cerceta pardilla generalmente se desplaza en invierno. La información generada también permite identificar las principales causas de mortalidad y buscar soluciones para reducir estas amenazas.

Asimismo, se ha realizado una evaluación de la variabilidad y estructura de genética de las poblaciones cautivas y silvestres de cerceta pardilla, en colaboración con la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC) cuyos resultados permiten caracterizar los individuos presentes en distintas áreas geográficas donde se distribuye la especie y centros de cría en cautividad para, en consecuencia, guiar mejor las acciones de conservación. Además, la colaboración e implicación de otros actores y sectores vinculados a la especie o a su hábitat es esencial. Por ello, se han firmado acuerdos de custodia del territorio con gestores privados de fincas agrícolas, ganaderas y cinegéticas en tareas de gestión positiva del hábitat y refuerzo de la vigilancia de la cerceta pardilla para asegurar su implicación y su apuesta por la conservación de la especie.



- Te recomendamos -