Inicio Noticias de Elche Inaugurada en el Centro de Congresos una exposición que permite redescubrir la...

Inaugurada en el Centro de Congresos una exposición que permite redescubrir la lengua y la cultura valenciana en el Baix Segura


Los ediles de Promoció Lingüística y de Cultura, Carles Molina y Marga Antón, la académica de la AVL Tudi Torró, el presidente de El Tempir, Josep-Enric Escribano, y el comisario de la muestra, Carles Segura, participan en la apertura de ‘Teixim llaços des del sud del sud’, que permanecerá en las instalaciones de Porta de la Morera hasta el 24 de enero de 2023


Redescubrir la lengua y la cultura valenciana en la comarca del Baix Segura. Esa es la propuesta de la exposición itinerante ‘Teixim llaços des del sud del sud’, la cual permanecerá en la Sala de Exposiciones del Centre de Congressos Ciutat d’Elx hasta el 24 de enero de 2023 y que ha sido realizada por la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), El Tempir y la Agència de Promoció del Valencià (AVIVA) de la Concejalía de Promoció Lingüística del Ayuntamiento, que cumple treinta años trabajando por acercar el valenciano a la ciudadanía ilicitana.

El edil de Promoció Lingüística y de Cultura, Carles Molina, acompañado por la concejala de Cultura, Marga Antón; la académica de la AVL Tudi Torró; el presidente de El Tempir, Josep-Enric Escribano; y el comisario de la muestra, Carles Segura, la inauguró en las instalaciones de Porta de la Morera. Tal como precisó Molina, ‘Teixim llaços des del sud del sud’ exhibe a través de doce paneles y un documental la presencia de la cultura y la lengua valenciana en el Baix Segura, una realidad que une a valencianoparlantes y castellanohablantes “como lengua y como pueblo”, dijo.

Y es que el valenciano se resiste a desaparecer en dicha comarca, tal como se refleja en la exposición en forma de recorrido por elementos que habitualmente pasan desapercibidos y que permiten descubrir los vínculos que el Baix Segura comparte con el resto de la Comunitat: topónimos, apellidos, variedades lingüísticas del castellano y del valenciano, la presencia de esta última como lengua histórica e incluso tradiciones, gastronomía o arquitectura. No en vano, tras la incorporación de Orihuela y su comarca al Regne de València en 1304, se repobló mayoritariamente con catalanes, cuyos descendientes mantuvieron la lengua en la zona hasta el siglo XVIII, aproximadamente. Su desaparición paulatina se debió a repoblaciones posteriores procedentes de zonas castellanohablantes.

Ilicitanos descendientes de baixsegurins

Torró, que recibió en 2020 el Ram d’Or, explicó que en noviembre de ese año la AVL y El Tempir gestaron en Elche ‘Teixim llaços des del sud del sud’ con la meta, “aunque no la única”, de acercarse a las nuevas generaciones del Baix Segura, por lo que la muestra ya ha recorrido más del 50% de los institutos de la comarca. “La Acadèmia tenía en mente mostrarse al lado de la gente del sur, especialmente del sur del sur, algo que coincidía con la labor que El Tempir llevaba años efectuando con el profesorado del Baix Segura”, señaló.

Doce paneles y un documental explican que el territorio autonómico más meridional comparte con el resto de la Comunitat topónimos, apellidos, variedades lingüísticas del castellano y del valenciano, la presencia de esta última como lengua histórica e incluso tradiciones, gastronomía o arquitectura, existiendo un gran número de ilicitanos con raíces en la comarca

Escribano, por su parte, tras agradecer su trabajo al concejal y a AVIVA, recordó que buena parte de la población actual ilicitana procede o es descendiente de baixsegurins, los cuales se instalaron en la capital del Baix Vinalopó para mejorar sus condiciones vitales y laborales en momentos de auge industrial. “Este proyecto apela al conocimiento mutuo, al respeto, a la empatía, a la intercomprensión y al diálogo entre todos valencianos”, además de ser un ejercicio de “rehabilitación de la memoria”, expresó.

El comisario detalló el contenido de los doce paneles. Y apuntó que en Guardamar y en la pedanía oriolana de Barbarroja sí se habla valenciano: “El de Guardamar puede ser el más próximo al valenciano que se hablaba en el resto de la comarca”, puntualizó, señalando que ser del Baix Segura es la manera que sus habitantes tienen de ser valencianos y valencianas sin necesidad de ser homogéneos. “Tener dos lenguas como en la comarca nos enriquece; el acceso de los baixsegurins a la misma permitirá trazar lazos más fuertes”, añadió antes de pasar al visionado del documental.

Compromiso y apoyo municipal incondicional

Carles Molina, que mostró su gratitud por la asistencia de los presentes, reafirmó el “apoyo incondicional” del Consistorio ilicitano a iniciativas de este tipo, siendo el “compromiso y reto” del Equipo de Gobierno continuar desarrollando medidas y recursos para implementar el valenciano en todas sus actividades mediante políticas transversales para, de esta manera, extender su uso en todos los ámbitos de la vida social. “Los valencianos y las valencianas no podemos dejar de lado patrimonios como nuestra lengua o nuestra cultura, pues son un privilegio y un orgullo”, concluyó.



- Te recomendamos -